AIS - Cono Sur

AIS - Cono Sur
Argentina - Chile - Perú

RIES desde España: ries.secr@gmail.com

RIES desde España: ries.secr@gmail.com
RIES desde América Latina: ries.america@gmail.com






ENCUENTRO NACIONAL DE RedUNE (Red de Prevención sectaria y del abuso de debilidad)

Estamos organizando un Encuentro de RedUNE en Madrid, para los días 16 y 17 de Abril del año 2016.

Nuestra intención es organizarnos y expandir por toda España la
asociación, con el fin primordial de poder facilitar la ayuda y el
asesoramiento ante las diversas demandas que se nos solicitan.
El sectarismo y la manipulación
psicológica de grupos coercitivos, cada vez tiene múltiples formas de
captación y de abuso de la debilidad de las personas.

Es por ello que convocamos el Encuentro para poder actuar en consecuencia, desde los siguientes ámbitos:

*Protocolos de actuación psicológica, impulsando una red de profesionales.
*Asesoramiento, denuncias y personación en el ámbito jurídico. Impulsando una red de profesionales del Derecho.

*Realización de campañas informativas, a niveles institucionales,
profesionales, asociativos y en Redes Sociales ( RedUNE TV-canal YouTube
)
*Coordinación de RedUNE a nivel autonómico, Creación de grupos de
investigación e información sobre grupos de manipulación psicológica,
pseudoterapias, de riesgo para la salud, movimientos totalitarios, etc.
*Talleres prácticos .Métodos de alerta y prevención ciudadana.

Para todo ello convocamos este Encuentro, para dar contenido a estas
propuestas. Si estas interesad@, puedes rellenar este formulario y te
iremos comunicando todos los pasos que vayamos dando hasta dicha fecha.

También puedes ponerte en comunicación con nuestro correo: redune.infoayuda@yahoo.es

España: Universidades lanzan ambicioso estudio sobre víctimas de sectas



Las Universidades de Barcelona, Universidad Autónoma de Madrid y Universidad de Málaga, solicitan de vuestra ayuda para realizar un ambicioso estudio sobre las víctimas afectadas por los grupos y organizaciones coercitivas (sectas), el estudio estará a cargo de los psicólogos Omar Saldaña, Álvaro Rodríguez, Carmen Almendros y José Miguel Cuevas Barranquero

¿Quiénes pueden participar del proyecto?

Toda persona que haya sido víctima de un grupo u organización coercitiva, no se requiere presencia física, sólo el completar el cuestionario de forma online, el mismo será totalmente confidencial.

Si bien el cuestionario requiere de cierto tiempo, le pedimos por favor que se tomen un momento y lo realicen, recuerden que vuestra experiencia traumática puede ser transformada en algo positivo y de gran ayuda para otras víctimas que necesiten asistencia.

Para ingresar al cuestionario on line

Novedades

AIS - Barcelona

AIS - Barcelona
www.ais-info.org

RED DE PREVENCIÓN SECTARIA

En cualquier Comunidad Autónoma de España,
te pondremos en contacto con profesionales
para que te ayuden a superar esta situación

Vídeos e Información sobre Grupos Sectarios

Sectas: Captados por el líder


España: Reportaje emitido en el programa "Infiltrados" de Cuatro el 5/10/15. Con la participación de Psi. José Miguel Cuevas, el P. Luis Santamaría y Psi. Miguel Perlado

ISHA, una secta destructiva - Ravics















Red de Apoyo a Víctimas de Sectas

viernes, 23 de mayo de 2008

UN CATEDRÁTICO DE PSIQUIATRÍA ESCRIBE SOBRE EL PROBLEMA DE LAS SECTAS.

FUENTE: El Correo

El pasado 21 de mayo el diario español El Correo publicó un artículo sobre el fenómeno sectario. Su autor, José Guimón, es catedrático de Psiquiatría de las Universidades del País Vasco (desde 1975) y de Ginebra (desde 1993). Adjunct Clinical professor de la New York University (a partir de 1984). Psicoanalista. Miembro, desde el año 1995, del cuadro de Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Miembro de número de la Real Academia de Medicina del Distrito de Bilbao y de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País. Reproducimos el artículo íntegro por su interés.

El 3 de abril miembros de la asociación de víctimas de la manipulación sectaria Largantza comparecieron ante la Comisión de Sanidad del Parlamento vasco para denunciar los abusos cometidos en nuestro territorio por determinadas sectas. Su advertencia coincidió con las noticias (El Correo, 6 de abril) de la irrupción policial en la sede en EE UU de un grupo sectario mormónico acusado de graves abusos sobre 52 niñas.

En nuestros días no es fácil mantener la distinción que, a principios del siglo XX, hicieron los sociólogos entre 'iglesias' (grandes estructuras abiertas, que reposan sobre un cuerpo de sacerdotes profesionales y a las que se pertenece por nacimiento) y 'sectas' (estructuras cerradas, a las que se pertenece tras adhesión voluntaria, agrupadas alrededor de un pastor que los fieles eligen). De hecho, sólo a partir de los años 50 la noción de 'secta' adquirió una connotación negativa de peligro.

Las llamadas 'sectas de culto' suelen compartir ciertos rasgos sociales y psicológicos: ofrecen todas nuevos 'conocimientos', más o menos esotéricos, transmitidos por una autoridad indiscutible y arbitraria; la mayoría de los líderes rechazan la Medicina moderna, a la que disputan el control que ejerce sobre sus seguidores; emplean la técnica del 'lavado de cerebro' que designa la manipulación sistemática de la influencia social y psicológica sobre los individuos.

Es necesario reconocer que la historia de las religiones, de las ideologías y de los movimientos políticos nos ofrece muestras frecuentes de adoctrinamientos abusivos. Sin embargo, no es aceptable el argumento radical de defender que las sectas no son sino aquellos grupos que se encuentran al margen de otras organizaciones competitivas bien avenidas con el poder imperante.

En los años 60, la profunda crisis en las estructuras sociales que conllevó el movimiento contracultural favoreció el que numerosos jóvenes rebeldes contra sus familias y la autoridad se acercaran a sectas en las que encontraban unas figuras de padres omnipotentes con las que se identificaban. Se sustentaban allí prácticas basadas en conocimientos psicológicos de tendencia orientalista y en el llamado movimiento de 'desarrollo del potencial humano': meditación, yoga, dietas exóticas, etcétera. Estas 'comunas' juveniles desaparecieron rápidamente porque no proporcionaban la suficiente seguridad y estructura. Pronto fueron sustituidas por grupos más organizados con ideología neocristiana, política o psicológica, y actualmente por grupos que afirman que el 'pensamiento positivo', unido a determinados conocimientos psicológicos, traerá la prosperidad a la Humanidad.

El 'gurú' o líder de estas sectas suele ser una persona con características mesiánicas y a veces con graves rasgos paranoides. Frecuentemente están convencidos de sus poderes especiales y de su destino sobrenatural. Incluso, cuando inicialmente sus motivaciones sean el poder y el dinero, la respuesta sumisa del grupo genera en ellos sentimientos de omnipotencia. Sólo los jóvenes de personalidad más débil parecen vulnerables a la influencia de estas sectas. Dos tercios de los que ingresan en sectas lo hacen en periodos de crisis personales, afectivas, laborales o de estudios. Sin embargo, no parece haber grupos o culturas del todo refractarios a estas influencias.

Las personas vulnerables se ven sometidas en estas sectas a técnicas de 'reforma de pensamiento' que favorecen el aprendizaje de informaciones y comportamientos que pueden llegar a cambiar su personalidad previa, suprimiendo antiguos puntos de vista y conductas. Estos programas se realizan colocándoles en situación de impotencia en un sistema autoritario de control; controlando el tiempo y el espacio vitales; transmitiendo un sistema de lógica cerrado que no puede ser modificado; minando la confianza del sujeto en sus propias percepciones; creando, en fin, nuevos comportamientos con un sistema de recompensas y castigos de tipo social (aislamiento, humillación, etcétera). Los sujetos se hacen progresivamente más rígidos e inflexibles y, a plazo medio, se producen trastornos por estrés (pesadillas recurrentes, depresión, ansiedad, culpa), trastornos de la concentración y de la memoria y un debilitamiento de la personalidad. Las personas que consiguen (tras las múltiples trabas que la organización les pone) abandonar las sectas se enfrentan a las pérdidas de años productivos de sus vidas e incluso de sus posesiones y se encuentran con que se ha empobrecido notablemente su capacidad de lucha y su iniciativa.

Entre las experiencias catastróficas de adoctrinamiento en sectas lideradas por gurús carismáticos individuales destacan las protagonizadas por el célebre grupo formado por Charles Manson, que llevó a jóvenes californianos al asesinato, entre otros, de Sharon Tate; la del llamado Ejército Simbiótico de Liberación, que secuestró y lavó el cerebro a Patricia Hearst; el suicidio en masa de 912 seguidores de Jim Jones en una jungla de Guayana en 1978. El trágico final del cerco al 'Rancho Apocalipsis', en el que fallecieron al menos 87 'davidianos' (secta cercana al parecer a la que ha sido acusada recientemente de los abusos que hemos mencionado al inicio de este artículo); el suicidio masivo de los seguidores de la Secta del Templo Solar; etcétera.

En el mundo occidental se ha pretendido desarrollar leyes que protejan a los sujetos susceptibles de abusos por parte de las sectas pero que a la vez respeten los derechos a la libre defensa de las ideas y a la asociación de los ciudadanos. No se trata de un empeño fácil y, así, existen asociaciones perseguidas y prohibidas en algunos países que han sido incluidas como iglesias en otros, para sorpresa de los ciudadanos. La visión del tema cambia también con el tiempo. Por poner sólo un ejemplo, una comisión interministerial francesa recomendó establecer una lista de sectas peligrosas en 1996, lo que llevó a la creación de una comisión interministerial en 1998 que estableció informes anuales sobre «vigilancia y lucha contra las derivas sectarias».

Sin embargo, en febrero de este año, la directora del Gabinete de Sarkozy declaró que las sectas en Francia eran un «no problema», lo que ha levantado una polvareda mediática (Le Monde, 5 de abril). Medios gubernamentales argumentan que el Estado debe vigilar a los grupos sospechosos de sectarismo al igual que a los neonazis o a los terroristas, pero sin exponer a los ataques del público, por ejemplo a través de listas negras, a personas o asociaciones que no hayan sido previamente condenados. No se puede juzgar sobre la peligrosidad de un movimiento por su doctrina o por sus prácticas espirituales. El único criterio objetivo, dicen, es haber tenido problemas con la justicia por estafa, abuso de débiles o práctica ilegal de la medicina.

Los grupos sectarios más peligrosos hoy en día, según ellos, no son los movimientos amplios como los 'testigos de Jehová' o la 'cienciología', ya habitualmente estigmatizados. Los más temibles serían los grupos pequeños dispersos que no se inscriben en una finalidad religiosa, y que proponen un 'descubrimiento de sí mismo', un 'trabajo espiritual', o terapias alternativas a la medicina tradicional.

En ese sentido del intrusismo profesional, es extraordinariamente frecuente en los países occidentales que las sectas que pretenden obtener con sus actividades cotas crecientes de control social desarrollen diversas prácticas dudosamente científicas o francamente espurias. Numerosas sectas de culto reclutan a ciudadanos, frecuentemente pacientes mentales, para adoctrinarles y a la larga explotarles vital y económicamente. Un rasgo general de todas ellas es la negación de la enfermedad mental y los ataques hacia la Psiquiatría. Curanderos de todas las tendencias hacen su agosto en ciudades grandes y chicas.

En junio del 1998 el Parlamento vasco, siguiendo las recomendaciones del Congreso de los Diputados de 1989 y los de la Asamblea Parlamentaria Europea de 1992, aprobó unas prudentes conclusiones y recomendaciones en torno a las 'Sectas destructivas y dependientes en Euskadi'. Tras señalar que la presencia de sectas no constituía un problema de preocupación general y no generaba entonces una incidencia delictiva significativa en nuestra comunidad, ponen de manifiesto la complejidad del problema abordado, dado que además de proteger al ciudadano contra posibles abusos hay que defender el legítimo pluralismo religioso, la libertad de pensamiento y de creencias y la libertad de asociación para su ejercicio y culto.

La situación parece haber empeorado estos últimos años, porque ha crecido el número de sectas sospechosas, hasta censarse en España 170 con hasta 450.000 miembros, en parte por el aumento de la inmigración principalmente latinoamericana (según la asociación catalana A.I.S.). Como señalaron en su comparecencia ante la comisión de Sanidad de nuestro Parlamento los representantes de la asociación Largantza, en Euskadi existirían 70 de las que señalan, en especial, los riesgos de su oferta de «falsas terapias alternativas y, sobre todo, de las nuevas psicoterapias». Propusieron una serie de medidas de control de estas actividades (que ya habían sido esbozadas en el mencionado documento del Parlamento vasco): acreditación profesional, control de posibles efectos adversos de los tratamientos, exigencia de que los centros estén dirigidos por un profesional sanitario oficialmente titulado y que los terapeutas acrediten su formación y experiencia ante una comisión de evaluación.
(Boletín RIES, 79)

No hay comentarios.:

TRABAJO CIENTÍFICO DEL DR. GUILLÉN TAMAYO - PERÚ

"Con valiente pluma y decidido entusiasmo difusor cuanto que científico, el médico Héctor Guillén Tamayo aborda el tema de las sectas a las que sindica como un asunto –mejor dicho problema- no exclusivamente religioso.

Hay pandillas que actúan como lo hacen las más vulgares y criminales mafias del mundo: se hacen de propiedades por métodos innobles, idiotizan poblaciones completas, enajenan patrimonio en nombre de creencias todas plenas en superchería y, lo que es más terrible, envilecen cerebros juveniles, les convierten en mercenarios contra sus padres o parientes, patria o tradiciones y no hesitan en ingresar a la política vía la educación (¿cuántas universidades reconocen los fondos de las sectas?) sino que son compañeros de ruta de cuanta privatización exista mientras, eso hay que decirlo, aquello convenga a los protervos fines que persiguen de dominación ideológica y doctrinaria.

Guillén ha hecho de esta prédica que desenmascara a los facinerosos de estas taifas, un apostolado misionero. Le acompañamos en su trayecto y deviene tarea ineludible hacer de conocimiento del culto e interesado público de este magnífico estudio. Leamos. (hmr)."

Sectas, un problema no sólo religioso (para leer directamente y bajar - Power Point)

CÓMO SER UN LÍDER DE SECTAS (¡FACILÍSIMO!)